Estudios recientes demuestran que la música puede generar cambios positivos en nuestra mente, algunas melodías nos causan relajación, otros nos ponen melancólicos y otras nos activan y nos recargan de energía. 

Sin embargo, la música no solo influye tu estado emocional, también puede alterar y determinar nuestro comportamiento, puede incitarnos a los vicios, a comprar de forma compulsiva o incluso cometer actos que atenten contra nuestra moral y buenas costumbres. 

La música agitada optimiza el rendimiento

Es común que muchas personas crean que la ira es una emoción negativa, pero también puede canalizarse para conseguir resultados positivos ante esta emoción, la ira facilita nuestra concentración ya que nos mantiene enfocados en nuestro objetivo. 

Además, algunos estudios demuestran que este tipo de música frenética estimula la acción y mejora los resultados de los mismos, ya que están más predispuestos a realizar la tarea en cuestión, sobretodo en terrenos de competencias. 

Predisposición al amor

Si deseas dar una buena imagen a personas que quieres, la música resulta ser un elemento positivo para ese objetivo, si invitas a alguien y deseas poner música de fondo, puedes utilizar música tranquila o romántica para lograr ese objetivo.

Asimismo, existen estudios que demuestran que las mujeres que escuchan música romántica están mucho más tranquilas en entrevistas, además, acceden con más facilidad a ofrecerte algún tipo de información que desees, a diferencia de mujeres que escuchan un tipo de música neutra. 

La música disminuye el dolor 

Algunos expertos recomiendan el consumo de analgesicos ante cualquier dolor, sin embargo, también recomiendan algunos trucos para atenuarlos y entre estos trucos está la música, ya que tiene propiedades para aliviar el dolor. 

Según la revisión de algunos libros de medicina indican que la música es el complemento ideal para aliviar el dolor agudo o crónico que está asociado al cáncer o a otras enfermedades, así como las hemorragias constantes en los músculos o articulaciones. 

Cabe destacar que los investigadores recomiendan la música porque están seguros de que disminuye muchos otros síntomas aparte del dolor, ya que nuestra música favorita promueve las endorfinas, la dopamina y la serotonina en el cerebro, es por ello que los químicos estimulados por el cerebro provocan alegrías y emociones positivas que distraen a los pacientes y disminuyen las emociones negativas. 

Cuando estamos ante una situación de inseguridad, incluso ante nuestro propio hogar, es necesaria la ayuda de un cerrajero Sabadell para blindar nuestros espacios, sin embargo, la música también puede disminuir la sensación de ansiedad ante una situación de peligro o depresión. 

Por consiguiente, las personas que escuchan música diariamente son menos propensas a mostrar síntomas evidentes de ansiedad, aunque no hay estudios que demuestren cual es el tipo de música adecuado en estos casos, todo parece indicar que debe ser de preferencia y goce personal. 

Finalmente, los efectos de la música en nuestro día a día pueden ser incalculables y pueden cambiar nuestras emociones en pocos minutos, es por ello que lo mejor ante situaciones de angustia o estrés, buscar melodías que aporten beneficios positivos y disminuyan este tipo de sensaciones.