Vivir de la música resulta ser un largo camino por recorrer, muchas veces suele ser complicado para muchos profesionales de la industria, así como otros sectores que pertenecen a la cultura, debido a los constantes  aplazamientos por parte de la música provocan incertidumbre y por ende afecta la economía del artista. 

En los últimos meses todos los profesionales han visto grandes cambios, específicamente en el mundo de la música, pero todo va devaluando esta profesión de forma progresiva ya que no considera algo prioritario en estos tiempos de pandemia. 

En este artículo mencionaremos algunos medios que utilizan los músicos para sobrevivir en tiempos de pandemia, sobre todo en los tiempos en que la cultura ya no forma parte de un rubro prioritario.

Los conciertos virtuales 

Es un tipo de concierto o representación en directo vía online, ya que no pueden llevarse a cabo de forma netamente presencial, ya que las restricciones impuestas por el gobierno no dan la posibilidad de actuar de otra forma. 

Ningún gobierno del mundo aprobará la aglomeración de personas, ni aplausos, ni contacto de persona a persona, es por ello que muchos cuestionan este tipo de transmisiones por internet y algunos no le ven sentido. 

Por su parte, el público está en una etapa de apatía y escasez considerable, se han tratado de organizar festivales o pequeños eventos pero por la situación de pandemia pocas personas asistían al lugar por temor a contagiarse , debido a las cifras alarmantes del Covid-19. 

Esta situación no solo afecta al artista, también afecta a las empresas organizadoras de los conciertos y a todas las personas que trabajan en pro de la seguridad del mismo, por ejemplo los cerrajeros Sants profesionales forman parte de la seguridad de todos estos recintos ya que se encargan de ofrecer dispositivos de protección a estos recintos musicales. 

Las transmisiones en directo 

Es importante mencionar que muchas de las industrias discográficas han adoptado otras vías para la distribución de la música como el uso de podcast, Spotify, mp3 u otros formatos, pero aunque existan muchos medios para optimizar la música nunca será lo mismo un concierto en directo a uno online. 

Las transmisiones por internet tienen un seguimiento y un rendimiento económico desigual, ya que todo dependerá de la fama y popularidad de los intérpretes, pero aunque aún se cuestionen este tipo de actuaciones es la única forma que hasta ahora se ha encontrado para la sobrevivencia de la música y la cultura en general. 

Aunque es una buena forma para que las personas sigan disfrutando de la música se siguen corriendo riesgos importantes como la falla de algunas de estas plataformas, la pérdida de calidad, fallos inesperados y la ausencia de contacto humano, lo cual es necesario para motivar al artista. 

Finalmente, la pandemia es una experiencia que nos obliga a todos a conocer nuevos formatos para disfrutar de la música y el arte de nuestros artistas favoritos  o de cualquier evento cultural en general.