La seguridad es un tema importante no solo en nuestro inmueble, sino también en un evento donde asisten una amplia cantidad de personas, de hecho los festivales, los conciertos o cualquier evento deportivo y cultural que agrupe una amplia cantidad de personas debe vigilarse y controlarse con sumo cuidado. 

Así que en  el caso de algún imprevisto que genere la evacuación rápida de los asistentes, será necesario el uso oportuno de diferentes estrategias de seguridad y el personal calificado para ello. Para ello hay dos puntos importantes en estos eventos, el plan de seguridad del mismo y el trabajo del personal de seguridad. 

Papel de los vigilantes en los conciertos 

En cualquier evento multitudinario es imprescindible contar con un personal de seguridad calificado, de tal forma que las tareas de seguridad en los conciertos puedan llevarse a cabo con total normalidad. 

Son responsables de evitar que algunas personas ingresen al concierto con armas de cualquier tipo, esto se logra llevando una medida exhaustiva de revisión de cada uno de los asistentes en la entrada del evento. 

De igual forma, son responsables de cuidar otras áreas durante el evento, como son los camerinos, que deben contar con cerraduras de gran calidad e instala por cerrajeros expertos, vestuarios, sala de prensa, zona VIP, etc, una vez finaliza el concierto, los vigilantes se encargan de verificar que las áreas de salida están despejadas de vallas u obstáculos que impidan una salida ordenada. 

Asimismo, deben vigilar constantemente el recinto y antes del evento es necesario realizar actividades como simulacros eventualmente para reaccionar de forma adecuada ante alguna situación fuera de lugar. 

Plan de seguridad

Todos los eventos deben cumplir con un plan de seguridad que esté de acuerdo a las circunstancias en las que está el lugar, este debe ser presentado ante los diferentes entes de seguridad y bomberos al menos 15 días antes de que se lleve a cabo el evento. 

Normalmente los lugares como salas de conciertos, estadios o foros deben tener un plan de seguridad que se ajuste al requerimiento del evento, estos planes se revisan cada tres meses con el fin de cumplir con todos los requisitos o modificarlos de ser necesarios. 

Normalmente, son planes que incorporan estrategias de evacuación que se adaptan a los diferentes escenarios de siniestros y un plan de autoprotección en caso de ser necesario. Es importante mencionar que existen otro tipo de medidas de seguridad, las cuales mencionaremos a continuación: 

  • Las instalaciones deben disponer de diferentes áreas de accesos y puntos claves para instalar cámaras de seguridad y así poder revisarlas con frecuencia. 
  • Utilizar pulseras que permitan anotar la información de los representantes en caso de que al evento ingresen personas menores de edad. 
  • Es imprescindible tener con nosotros nuestro documento de identidad, no solo para controlar la reventa de entradas sino que en caso de cualquier incidente es imprescindible tenerlo. 

Finalmente, es importante tener en cuenta todas estas medidas de seguridad, con el único fin de que los diferentes eventos se lleven a cabo con total normalidad y en caso de evacuaciones repentinas o cualquier eventualidad, esta se pueda solucionar de forma adecuada.